Diario de Selina, Soy - Lianchio

Lianchio

Blog de Lianchio Bloguera, BlogueTEA, Gamer, BlogueCocina, y más...

viernes, 25 de septiembre de 2020

Diario de Selina, Soy

Yo soy... Yo soy...Yo soy...palabras y más palabras. Los muros de la Necrópolis no se unen con mortero ni sangre, solo con Egos y Soy.

"No te muestres, no hables, escucha tu alrededor, conoce. Que el disco negro de la Dama aparezca y desaparezca varias veces antes de darte a conocer, a hablar. Muérdete la lengua y abre las orejas, no cierres los ojos nunca y camina en silencio. Enseña el cebo poco a poco, y examina como y quien reaccionan. Aprende de ellos mientras te tomen por débil, por retraída, o por inferior. No importa, solo estará en sus mentes. Refrena tu lengua, ya habrá tiempo de que conozcan que portas tres armas."

Las palabras de mi Sire vuelven una y otra vez a mi mente cada vez que retomo fuerzas, aletargada en mi sarcófago. El esfuerzo de contenerme cada día se me hace más pesado. 

Algún reseco se ha tomado más que demasiada confianza en reprenderme, cuál chiquilla sin colmillos. Algún Hermano ha conseguido entrar un poco en mi cascarón y conseguido ver algo de la superficie. 

Este juego de esperar y aguardar a veces me beneficia. Bajan la guardia conmigo y se comportan como si fuera el último cachorro, que aún no muerde. He oído a mortales llamar imbéciles a inmortales. Mortales quejarse de las reglas de la corte. Mortales hablar de más delante de otras razas, de otras regiones.

Siguen mandándome tareas, como si fuera la camarera de la posada o el mozo de cuadras de la estirpe. Probándome, mientras acepto y callo. Por ahora.  

Sigo insistiéndole a Sombra para que me enseñe, cuando sus divagaciones y asuntos no le tienen correteando entre las sombras, o hablando solo, consigo que me regale algo de todo lo que sabe. Sigue siendo uno de los Hermanos más interesantes, y con el que más tengo que refrenarme para no contestarle. 

El Hermano Galán si se ha tomado tiempo para sentarse conmigo y escucharme. Le he pedido consejo sobre la política interna de Emnekhul y ha escuchado mis "cuentos" (mi única forma de hacerle saber algunas cosas que he visto u oído).

La Iglesia de la Dama borrón de tinta. Me entristece que las ansias de poder primen ante el dogma de la Señora, los secretos salen a la luz y las prisas por tomar el control ya han manchado con palabras las normas de la corte. He dado un paso atrás y me mantengo en un segundo plano, observando y vigilante. 

Empiezo a conocer los planes de mis Hermanos y Aliados. Poco a poco me pongo al día noche (ahhg, aún tengo malas costumbres mortales).  Tengo que salir del letargo, y comenzar a moverme.

Ya han pasado varias lunas. ¿Estaré lista? ¿Me echarán a rodar escaleras abajo en cuanto me conozcan? Si es así, al menos me tiren detrás mis baúles de ropas, maquillajes y tacones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por Correo