Lunia, Historias - Lianchio

Lianchio

Blog de Lianchio Bloguera, BlogueTEA, Gamer, BlogueCocina, y más...

domingo, 8 de noviembre de 2020

Lunia, Historias

 Lunia Cake

Historia Base

Lunia es una mediana rubia, joven y sonriente. Suele vestir con el uniforme de doncella/cocinera de la casa donde trabaja y vive.

Lunia nació siendo esclava en el sótano de algún lugar de Calimsham. Sus amos eran de algún grupo de ladrones pero ella en su corta edad no se daba cuenta de esas nimiedades.

Aprendió a ir por las oscuridades para pasar desapercibida de sus amos y sus maltratos. Aprendió de ellos algunas habilidades con trampas y mecanismos espiándolos desde los rincones.

Creció ayudando a su madre a cocinar, y sus pasteles eran tan buenos que sus amos la apodaron "Cake" y ese fue su apellido desde entonces.

Un día, Sir Bartolo, un Paladín de Lazhánder al que sus amos habían secuestrado una sobrina, se adentró en la casa de sus amos, los venció y liberó a los esclavos que tenían retenidos o secuestrados.

Sir Bartolo se apiadó de la pequeña Lunia y se la llevó con él a su gran ciudad, donde le dio un hogar y un oficio.

Han pasado los años y Sir Bartolo ya es un anciano moribundo. Lunia ha crecido lo suficiente para salir sola a conocer la ciudad, y el mundo. Su curiosidad y nivel de cotilla son grandes.

Un dato importante: Hace unos meses Lunia se cayó de la escalera mientras intentaba alcanzar la sopera de plata y se dio un gran golpe en la cabeza. Desde entonces tiene un grave caso de Prosopagnosia Mediana, incurable y difícilmente detectable. Por lo que muchos que la conocen creen estar ante un caso de locura.

Sin duda habrá que tener grandes dosis de paciencia para entender a esta sonriente y agradable mediana.

FruFrú

Orcos vestidos de Rojo, Señoras Preñadas que fuman puros, Elfos que no son Elfos, Payasos, Lucrecia la Vampira del Hospicio y su marido Haraldio el Liche,... ¡Cuantas locuras he visto!!

Pero no todo fueron alucinaciones. También he vivido muchas aventuras.

"Deja de escribir y mírame Lunia"

Kanela y Alys descubrieron que tenía un "parasitio" en la cabeza y fui operada de urgencia. FruFrú era asqueroso, todo boca y tentáculos, lo metieron en un bote y se lo llevaron. (Yo quería quedármelo y hacer una maqueta)


"Shhh, shhh" "Déjame! Ahora no quiero hablar contigo"

Hace unos días que me pica la cicatriz. No noto ningún bulto, pero me pica mucho y...

"Tengo Sed" "No puedo ahora, estoy escribiendo en mi diafirio, diarto, DIARIOOO!..."

Sir Bartolo ha muerto. Descanse en la Paz de Lazhánder. Los herederos no tardaron en aparecer y quedarse con todo.

"Qué es ese ruido?" "Soy YO, Lunia, estoy aquí, a tu lado"

Tengo amigos muy interesantes, y ahora me han dado un broche dorado de el Alba Argenta. ¡Hasta me mandan cartas! Tengo que robarlas del buzón de Sir Bartolo porque ya no vivo allí, pero al menos me llegan. A mi nombre!

"Lunia, deja eso, vamos de aventuras, hagamos algo peligroso"

"En algún lugar de Amn una mediana de grandes ojazos azules y radiante cabellera dorada intenta escribir en una pared, con una tiza, mientras mira al vacío y parece hablar con alguien"

Las clases de Dursus

Hace mucho tiempo atrás en Calimshám:

La pequeña mediana corrió pegada a las sombras de la pared de la sala de entrenamientos, como hacía cada 15 días, con las jarras de agua fresca en la bandeja. Cuando Dursus llegaba a la casa de los amos, todo tenia que estar en orden y en su sitio.

Los pocos elegidos para esos entrenamientos esperaban nerviosos sin echar cuenta de la pequeña sombra que se quedaba en el rincón mas oscuro, con ojitos azules y mirada curiosa.

Drusus siempre aparecía puntual con su pequeña fusta negra en las manos. Cada semana había menos alumnos a los que enseñar. Cada semana uno o dos menos. Y cada semana el entrenamiento era mas y mas duro. No importaba, a los amos les bastaba con que uno, o acaso dos, de ellos llegaran a aprender algo de Dursus. Le pagaban bien por ello y él se aseguraba que solo los mas aptos aguantaran semana a semana sus clases.

La pequeña mediana rubia se quedaba inmóvil las dos o tres horas que duraban las explicaciones, los intentos, los gritos, los errores, los pocos aciertos y los golpes de fusta de Dursus a sus alumnos. Mientras el agua no faltara en las jarras, no se movería a por mas.

Cuando todos se marchaban, limpiaba la estancia mientras repetía sonriendo todo lo que había visto. Sin saber muy bien lo que significaba. Sin saber bien lo que había aprendido. Simplemente repetía la lección quincenal en el silencio de la sala de entrenamientos.

Era en esos momentos que otros ojos se fijaban en ella, desde las mismas sombras en las que ella antes aguardaba, y sonreía cínicamente sin que nadie lo viera.

"No podrán reprocharme que ni uno de los alumnos llegue a aprender nada productivo. Por mis pelotas, que al menos UNA esta aprendiendo algo. Tengo bien merecido el sueldo"

Con el paso del tiempo las clases se olvidaron, su nueva vida en Amn con Sir Bartolo convirtieron aquellos días en sueños del pasado. Pero con Frufrú muerto, los sueños vuelven, y todo lo aprendido regresa poco a poco a la cabecita de una mediana de ojos enormes y rubios cabellos.

La Danza


Zas zas ZasZAS!

Primero fueron sueños que se olvidaban al despertar dejando una sensación de dejarte las llaves en la puerta. Zas zas ZasZAS!

Luego vinieron esos pasitos de baile que sus pies, y su cuerpo, repetían solos, sin terminar de culminar. Como dejar un bocadillo a medias. Zas zas ZasZAS!

Después la absoluta necesidad de recordar algo, como si su cerebro tuviera atascado un trozo de jamón y no la dejara pensar. Zas zas ZasZAS!

Y sobre todo, ese ruidito rítmico, como a golpes de fusta, en su cabeza. Zas zas ZasZAS!

Pero la pequeña Lunia conocía a alguien que sabia concentrarse y ayudarla a serenarse lo suficiente para sacar lo que fuera que tenia en ... Zas zas ZasZAS!

Pidió ayuda su compañera, en el Alba Argenta, Loto. Y durante días le ayudo a meditar y a concentrarse. "Piensa en las Nubes y el Sol, las nubes se apartan, concéntrate en el Sol, detrás de las nubes" Pero siempre había un ruido o voz que la descentraba. Zas zas ZasZAS!

Las clases, aquellas misteriosas clases...¿Que eran lo que allí se hacía? ¿Qué es lo que no podía recordar? Zas zas ZasZAS!

Con ayuda de Loto, y buscando un sitio apartado, por fin consiguió concentrarse para recordar. Zas zas ZasZAS! Los movimientos precisos, la cadencia, el cosquilleo en el cuerpo de algo que estas creando con esa danza...y finalmente Zas zas ZasZAS! abrazar las sombras y fundirte en ellas. Zas zas ZasZAS!
 
Lunia Cake, Historias de Locura

 
Las Sombras

Ha pasado tiempo desde que Lunia danza todos los días, y en cualquier momento. Danzas felices, danzas tristes, danzas enfadadas o danzas picantosas... El sonido de la fusta, y la sensación de no recordar, se apagaron. Pero lo que no se apaga es la curiosidad de la mediana y sus ganas de profundizar mas en sus habilidades con las sombras.

No sería hasta su encuentro casual con Siegfried Blake, otro compañero del Alba Argenta, que Lunia descubrió lo que ahora llama El Mundo de Mani.

Tras una larga conversación en la Posada con Sieg, este le contó sus ultimas aventuras y descubrimientos. Tesoros, mapas del tesoro, Torres Faro con tesoros, amigos con tesoros, asaltantes que robaban tesoros, amigos lagartos que puede que tengan tesoros, y algo sobre un tesoro. Una conversación de lo más interesante!. "Este mago sabe contar historias sin que quieras pestañear"

Para saber mas sobre el asunto del Tesoro, fueron Siegfried y ella al Museo de Oghma a buscar libros. Cuando el mago le preguntó ¿Quieres buscar información sobre algo? Lunia pensó un poco y asintió. "Quiero conocer más sobre los que bailan en las sombras"

Tras buscar en la gran biblioteca del Museo, fueron a preguntar a la sacerdotisa de Sune en su templo. Pero a la pregunta de la mediana sobre las sombras solo puso mala cara y la mando a preguntar a otro lado.

Siegfried entendió que lo mejor era preguntar en algún otro sitio mas oscuro, y cercano a las sombras. Entraron en las alcantarillas para ir al Templo de los Susurros. 

  Esta vez la pregunta de la mediana si hizo sonreír al sacerdote que se acerco a ella y le dijo unas palabras extrañas sobre misterios y sombras. Luego sacó de algún sitio un pergamino cochambroso con manchas de tinta y se lo entregó a la mediana.

La incrédula mediana miró los manchurrones del papel y de repente estos se movieron, y sintió como si su cuerpo era atraído por la negrura de las manchas.

Se encontró en el mismo templo, pero todo era distinto. Las sombras tenían vida, y las personas del templo eran como sombras pero blancas. Había ojos que la observaban desde zonas que solo podía ver por el rabillo del ojo, y parecía que lo que antes estaba oscuro ahora estuviera iluminado a sus ojos. Los objetos no tenían contorno firme, y todo era como si estuviera formado por sombras o humos.

Tras el primer momento de miedo, la mediana pasó a descubrir ese nuevo mundo con su curiosidad habitual recorriéndolo con la mirada.

Y allí estaba Mani! Puede que para otros ojos Mani se parezca a Lunia, o sea como una copia de ella, pero a los ojos de Lunia es Mani, su amigo imaginario con el que tantas aventuras ha compartido en el pasado, cuando veía cosas que no estaban ¿O si estaban y ahora es cuando puede volver a verlas?

Mani le sonríe y hace algo que nunca había hecho: Tocarla! luego le dice con una voz que solo suena en su mente "Me alegro que por fin hayas venido. Ahora podremos vernos, aquí, o en tu mundo. Podrás sacarme de una sombra si me tiendes la mano y tiras fuerte, fuerte, fuerteee como si tiraras de un padrastro muy grande"
Lunia! Lunia! La voz de Siegfried la llamaba insistente desde el otro lado, y Lunia danzó mentalmente hacia el otro lado de las sombras para contestarle. Volvió al templo, junto al sacerdote y el mago, mientras sostenía aun el pergamino en sus manos aun.

Miró el pergamino y estaba en blanco...En blanco salvo una pequeña letra M en su parte inferior. "M de Mani" dijo la mediana sonriendo feliz. Mientras el sacerdote del Templo de los Susurros murmuraba por lo bajo algo sobre "dos que ya son uno" y contratos, la mediana y el mago salieron hablando de lo que había pasado.

Un Nuevo Juego

Tras una reunión muy Hinportante en Gambitón, Lunia volvía caminando tranquilamente hacia la ciudad de la moneda. Pensaba en todo lo que había escuchado sobre los podridos que habían atacado la villa y secuestrado a los Cienbotones.

Estaba distraída, caminando entre las sombras del camino, casi como un fantasma, pasando al lado de Bandidos, Orcos y Trasgos que no llegaban a verla ni por el rabillo del ojo.

Casi había llegado a los llanos cuando las sombras parecieron hacerse grandes y salir del suelo. El cuerpo de la mediana fue rodeado por las sombras como en un abrazo cariñoso. Una voz conocida la llamó de repente entre susurros.

- Lunia!
- ¿Mani? - preguntó la mediana saliendo de su estado meditativo.
- Claro, ¿Quien sino? - contestó la voz que Lunia asociaba con su amigo "mediano negrito".
- ¿Qué te pasa? Hacia días que no aparecías. - preguntó contenta de volver a saber de él.
- Quiero jugar! - Dijo Mani insistente - Quiero jugar!
- Vale, pero al escondite no! - Contestó la mediana sonriendo.

Casi pudo ver como el mediano que su mente imaginaba asentía desde las sombras.

- Vamos a jugar a un Juego Nuevo! Hmm esta bien...vamos al Este... - dijo Mani en su cabeza (¿o no era en su cabeza?)

Fueron al Este, a una granja solitaria, a la luz del atardecer todo eran sombras. Mientras, Lunia seguía rodeada de ellas y escuchaba esa voz a la que llamaba Mani.

- Mira, a ver si eres capaz de llegar a la sombra del porche desde ahí - dijo la voz juguetona.
- Claro, para eso tengo piernas - dijo Lunia mientras caminaba fácilmente hacia el porche.
- No no! -Dijo la voz - Tienes que hacerlo como yo, mira! 
 
Lunia Cake, Historias de Sombras
 En ese momento la imagen mental de Mani a su lado desapareció en una sombra del árbol mas cercano y al instante aparecido mas lejos, llenando de oscuridad el lugar. Lunia abrió la boca sorprendida.
- Vayaaa!! Yo quiero hacer eso!! - exclamó alucinada (literalmente)
- Solo tienes que darme la mano, yo te enseño, juntos llegaremos muy lejos, Lunia! - La voz parecía sonreír mientras Lunia le tendía la mano para entrar en la sombra mas cercana.

Lunia entro en la sombra del árbol como había hecho tantas veces, danzando y moviéndose de formas que solo ella sabia.

Sintió un tirón que la hizo girar. Sin pensarlo, sus pies giraron en una pirueta, en un nuevo pase de baile en sus danzas secretas, y salió de las sombras junto a Mani, a unos metros de distancia de donde empezó a danzar. Estaban al otro lado del río.

La mediana empezó a reír en voz alta
- Que divertido! - dijo entre risas.
- La de sitios que podremos visitar ahora! - La voz prácticamente le hacia un guiño mientras reía con ella.
- La de cosas que podemos ver! Y sitios donde entrar! Cosas secretas que descubrir! - La mediana empezó a hacer planes en su mente mientras caminaba entre los arboles

Lunia se paró de repente y lanzo un beso a la sombra mas cercana
- Gracias por este nuevo juego Mani, Te quiero!!!
- Yo también te quiero Lunia - Dijo Mani sonriendo en la mente de Lunia.

Desaparecieron en las sombras del anochecer, entre los arboles, aunque cualquiera que pudiera haber visto algo juraría que la mediana estaba sola, y hablaba en susurros con ella misma.
Lunia Cake, Historias Ocultas - En un camino cercano a la Ciudad de la Moneda una mediana de pelos rubios y enormes ojos azules camina entre las sombras, con agilidad y rapidez. Su cara, por lo normal sonriente, muestra una expresión de miedo.

- Corre Mani!! Se hace de noche y nos alcanza!! - le susurra la mediana a la sombra de un arbusto - Creí que nos habíamos deshecho de ella en nuestro viaje en busca de los que hacen Marchas. 

La mediana se para de repente y mira la sombra de un árbol con cara de fastidio. No habla durante unos segundos, como si oyera alguna voz que solo ella llega a escuchar.

- Tampoco la vimos mientras buscábamos con Loto la Orcologia esa de los yacimientos. Pero no significa nada, sigue atrás nuestra. Creo que se ha tomado en serio eso de la Magia del Chupetón, y quiere probarlo conmigo- dice mientras golpea con un pie el suelo con signo de nerviosismo. 

Alguien se acerca sigilosamente a donde la mediana habla con las sombras. Unos ojos rojos la observan y se colocan detrás justo de su espalda.

- Azi que ezztaz aquí!!! Marrrdita!- susurro ese alguien de repente haciendo que la mediana pegara un brinco. Reconoció a la figura en seguida. Era ELLA! Hecunia! La Vampira Milenaria!

Lunia agarro a Mani de la mano y tiro de él sacándolo de las sombras. Hecunia, Mani y Lunia se miraron unos a otros en silencio durante un instante. 

En lo que dura un parpadeo sucedieron varias cosas. Hecunia intentó morder el cuello de la mediana rubia, la Sombra llamada Mani agarró a Hecunia de los pelos, y Lunia agarró a los otros dos y dio un paso de danza hacia las sombras fundiendo a los tres con ellas.

El camino quedo en silencio.

Lunia Cake, Historias Ocultas

Lunia Cake, Dicen... - Dicen que se ha visto una sombra en los Humedales, también por Imnescar, por el Barrio de la Gema de la Ciudad de la Moneda, por Crimmor, incluso por Gambiton. Una sombra que se percibe por el rabillo del ojo moverse y, a veces, parece oírse una risita alegre y divertida. 
Lunia Cake, Dicen...
Algunos dicen que la sombra habla sola, y discute consigo misma. Que se ríe de chistes que nadie oye. Y se oculta cuando vas a acercarte a ella.
Lunia Cake, Dicen...
Algunos, pocos, recuerdan en ella a alguien del pasado, a quien conocieron. Pero nadie recuerda su nombre, ni su rostro. Solo queda su risa y a veces una despedida con voz traviesa: "Adiós y esooooooo"
Lunia Cake, Dicen...



Lunia Cake, Informes Olvidados

Informe de la Calabaza Willy


Informe del Puñetero Volcán

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguir por Correo